La nueva regulación sobre el teletrabajo

Por Iair Lamparta, miembro de AAJRA

La llegada del COVID-19 revolucionó la vida como la conocíamos. El aislamiento social, preventivo y obligatorio no solo nos forzó a no vernos con nuestros afectos, a no salir a la calle ni realizar paseos o actividad física, sino que también fue necesario readecuar los trabajos presenciales al contexto actual. En este sentido, se vio un gran aumento de utilización de medios tecnológicos con el fin de cumplir esta tarea de manera remota.

Ahora bien, nuestro país no contaba con una legislación específica dedicada a regular esta cuestión de modo uniforme para todos los trabajadores. Sí había respecto de ciertas actividades específicas, en las cuales los trabajadores no prestan sus tareas en el lugar de trabajo establecido por el empleador (como, por ejemplo, los viajantes de comercio o los trabajadores a domicilio).

Retomando el punto del primer párrafo, la situación actual instó a los legisladores de nuestra nación a elaborar una norma que ponga en claro las reglas de la modalidad de trabajo desde el hogar del trabajador, a fin de establecer un marco legal para que tanto los trabajadores como los empleadores, sepan cómo deben obrar y en qué condiciones debe darse esta “nueva relación”.

Antes de adentrarnos en las disposiciones de la ley, creo que es interesante remarcar que ha habido intentos previos de sanción de una norma de esta índole pero que, por diversos motivos, no fueron fructíferos. Ahora sí, estos son los puntos más importantes de la nueva ley:

  • Se entiende por teletrabajo a la realización de actos, ejecución de obras o prestación de servicios bajo la modalidad del contrato y la relación de trabajo establecidas por la ley 20.744 (LCT), cuando estas tareas son prestadas total o parcialmente en el domicilio del trabajador o en lugares distintos del establecimiento del empleador, siempre que se utilicen medios digitales para realizarlos.
  • Los teletrabajadores serán quienes presten tareas en relación de dependencia bajo la modalidad explicada anteriormente, y gozarán de los mismos derechos que cualquier trabajador.
  • El trabajador tendrá derecho a no ser contactado y a desconectarse fuera de su horario laboral. El ejercicio de este derecho no puede implicar sanción para el mismo.
  • Quien trabaje bajo esta modalidad y tenga a su cargo el cuidado de una persona menor de 13 años, que tenga discapacidad o adultos mayores con requerimiento de asistencia, tendrá derecho a realizar su trabajo en horarios compatibles con esta tarea y/o a interrumpir la jornada. Cualquier acto en contra de esto se presumirá como discriminatorio.
  • Cuando el empleador requiera la prestación de tareas bajo la modalidad de teletrabajo, deberá requerir la autorización por escrito del trabajador. Este consentimiento podrá ser revocado en cualquier momento. En este caso, el empleador deberá otorgar tareas en el establecimiento en el que lo hacía anteriormente o en el más cercano al domicilio del dependiente. La negativa del empleador dará derecho al trabajador a considerarse despedido o accionar para el restablecimiento de las condiciones.
  • El empleador debe proporcionar las herramientas necesarias para el trabajo y el mantenimiento e instalación de las mismas, siendo el trabajador el responsable por su correcto uso. En caso de rotura o desgaste, el empleador deberá reemplazar dicha herramienta y el empleador no dejará de percibir sus haberes durante el tiempo que demore la reparación. Si el trabajo requiere gastos mayores en conectividad o consumo de servicios, deberán ser compensados por parte del empleador.
  • El trabajador debe recibir la capacitación adecuada, que no podrá implicar mayor carga de trabajo.
  • Esta ley entrará en vigor a partir de los 90 días de finalizado el período de Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Estas son las disposiciones de la nueva legislación emanada del Congreso Nacional, restando aún la promulgación del Poder Ejecutivo Nacional y su reglamentación. Veremos entonces como se aplicarán estas nuevas disposiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *